Es nuestra tienda - taller de Patchwork ubicado en La Cuesta en Santa Cruz de Tenerife donde impartiremos nuestras clases de Patchworkterapia, haremos bordados, ganchillo y punto...........¡Descúbrenos!

22 junio, 2012

Mi cojín hawaiiano

regreso  por fin a mi taller junto con las nuevas revistas de la Patchwork Secrets que 
nos trae esta vez 18 proyectos preciosos  como quilts, bolsos y muchas cosas mas como mi cojín nuestro con la técnica del Hawaiiano.
¿No te la pierdas!


El cojin trabaje con la flieselina Quiltsmart que trae cuatro modelos distintos




Hace ya tiempo os mostré el  Quilt Hawaiano de Meli, nos quedamos todas sin palabras lo bonito que quedo. Trabajado además con el sistema de un Quilt reversible, le ha quedado espectacular. 
Cuando Meli empezó a trabajar los apliques hawaianos, Luzma nos contó la historia del Hawaiiano y, si lo quieres regalar, y esto fue  el caso, hay que tener en cuenta unas cuantas cosas.
Me ha gustado mucho esta historia que es digna de compartirla otra vez con todo Ustedes con este precioso quilt y por supuesto mi cojin.


La Historia:
En abril de 182o las mujeres de unos jefes hawaiianos fueron invitadas a bordo del "Thaddeus" por mujeres de misioneros para participar en lo que fue el primer circulo de quilting que hubo jamas en las islas hawai. Fue el principio de un arte que continuaría hasta nuestros días.



Empezaron cortando y cosiendo piezas de telas que les proporcionaban las misioneras, ya que ellas carecían de retales. Pero no acababan de entender el porque de cortar una tela para volverla a coser. Pensaban que era una perdida de tiempo y de tela. Y habían crecido con la enseñanza de no desperdiciar nada valioso. Tampoco estaban muy convencidas de si utilizarían aquellos quilts ya que no hacia frió.


Los Quilts de Patchwork no tenían historias ni tradición que se relacionasen con su cultura. Por eso tomaron todos sus diseños en especial el de los "tapa" (los tapas eran tejidos hechos con corteza de un árbol , el wauke machacado, que luego decoraban) y los adaptaron al Quilting creando una forma única "EL QUILT HAWAIANO", reflejo del talento de sus antepasados, encontrando así una nueva forma de expresar su creatividad y reflejar la belleza de sus paisajes.


Ahora viene lo interesante que hay que tener en cuenta si quieres regalar un Quilt Hawaiano.

Tradiciones y Supersticiones

 Nunca hay que sentarse sobre un Quilt Hawaiano, porque el Quilt lleva el espíritu de la persona que lo hizo y por eso debía tratarse con respeto.
El Quilt se nombraba o firmaba no solo con el nombre del diseño sino también con el de la persona que lo había hecho incluso a quien iba dirigido.
Los Quilts estaban presentes en las fiestas o reuniones familiares porque así les recordaba a las personas queridas que los habían hecho, ya desaparecidas.
Después de realizar un quilt, quien lo ha hecho duerme con el durante una noche antes de regalarlo a la persona especial para quien lo ha hecho.


Si un enfermo duerme con este quilt, todo el amor que este contiene, le ayudara a recuperarse.
 Nunca poner figuras humanas en un quilt, estas pueden visitarte de noche,
no copiar diseños de otras personas, ni copiarlos cambiando algo. Se considera un robo. Es como robar un poco del espíritu de la persona para la que fue hecho. 
Cada clan o familia tenia un diseño que presentaba su genealogía.
No utilizan negro. Es el color de la muerte.
No utilizan un diseño del que no se sepa el significado.
Se utilizan solamente dos colores ya que antiguamente no tenían telas con excepción del "tapa", y cuando estas llegaron a las islas estaban limitadas en colores y selección. De ahí la tradición de utilizar solo dos colores, normalmente rojo, amarillo o verde sobre crudo (que solía ser una sabana). A veces tenían mas de dos colores.



Antes utilizaban hilo de acolchar blanco. Ahora se busca uno que haga juego con el fondo.

Las tres características básicas de un quilt hawaiano:

 Motivo central grande cortado de la tela doblada primero en papel. Este motivo cubre todo el quilt y se llama KAPALAU.
Suelen ser de 2 colores y lisos sobre todo en rojo y verde, naranja o azul sobre blancoOtras combinaciones rojo sobre amarillo, amarillo sobre blanco, morado sobre azul claro, fucsia sobre blanco etc.
Se acolchan con múltiples lineas en "eco" o sea alrededor del motivo. El acolchado se conoce como LUMA LAU y se hace con el hilo del mismo color de tela.

Los bordes se llaman LEIS y se realizan del mismo modo que el motivo central. Son optativos pero pueden añadir un toque espectacular. Un LEI debe ser compatible en diseño con el KAPA LAU. Los dibujos tradicionales son bastante complicados y lentos de realizar, pero se pueden hacer tan sencillos como se desee.
Es mejor diseñar motivos propios siguiendo el estilo hawaiano con motivos inspirados en flores, frutas, hojas................



El tamaño es un factor importante. El tamaño del tejido de fondo en relación a la aplicacion determinara la cantidad de acolchado que se necesitara.

Ej.: Para una aplicacion de 35 cm se necesitara un fondo de por lo menos 48 cm y máximo de 70 cm. Si la tela no es suficientemente ancha se añadirá colocándola en 3 piezas la mas ancha en el centro.
Los ribetes para acabar los quilts se realizan en el mismo tejido que se han utilizado para la aplicación.
Firmar y fecharlos siempre incluso poner el nombre de a quien va dirigido.

Bueno amigas, estáis cansadas ya de tanta información verdad? Os dejo ya que tengo que preparar nuestro nocturno para mañana a partir de las siete de la tarde......a ver hasta cuando avantamos jajaja.




12 comentarios:

El rincón de Paloma. dijo...

Preciosos !!!

Encarna dijo...

Yo he hecho un hawaiano de una revista y tengo un quiltsmart para hacer otro,yo pregunto,referente a la lectura que pones en el blog,entonces cuando hacemos uno de una revista tambien estamos copiando el diseño,o se refiere a dibujos familiares.
Besos

maritza dijo...

Bettina, me encantaron las explicaciones de los quilts hawaiianos....todo tiene mucho sentido!!!!!
El cojín tuyo está precioso!!!, me parece divino...un besote cielo

Olga Cabello dijo...

Bettina, un entrada fantastica, me ha encantado, en especial la historia. Genial.

Gracias por habernosla contado.

Un beso.

Olga

MCKINLEY dijo...

Me encantó esta entrada, ha sido muy interesante conocer toda la historia. Un abrazo y buen fin de semana.

Amine dijo...

Bettina me ha encantado la historia y me parece un quilt muuuuuy bonito....Algún día haré uno!!! Claro que si tú me ayudas.Un beso

hilary dijo...

Muy interesante toda la información que compartes, gracias, nunca he hecho nada en patchwork "hawaiano" pero me tiene fascinada el resultado, es muy fresco, muy....eso, hawaiano!
Un saludo

Fabiola dijo...

Es la primera vez que veo algo de patchwork hawaiano y me ha encantado. La historia me ha fascinado.
Enhorabuena por tu blogs. Yo me acabo de meter en este mundillo y estoy encantada, no dejo de aprender de todas las veteranas, ahora soy como una esponja.
Un beso.

Fabiola dijo...

Es la primera vez que veo algo de patchwork hawaiano y me ha encantado. La historia me ha fascinado.
Enhorabuena por tu blogs. Yo me acabo de meter en este mundillo y estoy encantada, no dejo de aprender de todas las veteranas, ahora soy como una esponja.
Un beso.

"Nyta y Paz" Nuestras costuritas dijo...

Que chulo!!! A nosotras nos enseñaron a hacer el hawaiano de otra forma... y ahí andan los cojines, en espera de cogerlos.

Un besote!!!

tijerasycuchara dijo...

tus trabajos son preciosos, me encantan
te felicito
saludos
Josefina
tijerasycuchara.wordpress.com

Eva María dijo...

Que bonita historia, seguro que hago uno para contarla